31 Tougths-Pensamientos

To share

Why I do genealogy Why I do genealogy, click to enlarge.

 

Lajos Boros, wrote:

There are more and more clear signs suggesting that I too am mortal.

This is a horrible injustice but I have become resigned to it. For the rest of my life I will try and forget about this horror by working frantically hard and 'putting things in order.'

There is only one place in the world where you can definitely find someone and that is the cemetery: the palpable and all-inclusive part of every family tree, as this is the gate to the past and unfortunately all future roads lead to it as well.

The people resting under the stones have taken their knowledge, stories, songs, moods, achievements and images with them, but they have also left all of these behind.

This site is designed to organize all these.

It is not a simple register but a topical potential to pay tribute - a museum and an active forest of family trees.

Do not throw away the belongings of the dead! Let us make a living relic of them!

 

Lo prefiero hoy

Lo prefiero hoy Lo prefiero hoy, click to enlarge.

 

La manta partida

Anonimo irlandes

En una humilde casa vivia un hombre, su mujer, su padre y su hijo, que todavia era un bebe. El viejo padre no servia para nada. Estaba demasiado debil para trabajar. Comia y fumaba sentado de la puerta. Entonces el hombre decidio sacarlo de la casa, dejarlo tirado a su suerte en las calles, como a veces se hacia, en las epoca mas duras, con las bocas inutiles.

La esposa intento interceder en favor del anciano, pero fue en vano.

Como minimo dale una manta - dijo ella.

No. Le dare la mitad de una manta. Eso es suficiente.

La esposa le suplico. Finalmente consiguio convencerlo para que le diese la manta entera. De repente, en el momento en que el viejo estaba a punto de salir llorando de la casa, se oyo la voz del bebe en la cuna. Y el bebe le decia a su padre:

No! No le des la manta entera! Dale solo la mitad.

Por que? - pregunto el padre anonadado, acercandose a la cuna.

Porque - contesto el bebe - yo necesitare la otra mitad para dartela el dia que te eche de aqui.

 

Las ranitas de la crema

Conoces el cuento de las dos ranitas?

Habia una vez dos ranas que cayeron en un recipiente de crema. Inmediatamente sintieron que se hundian; era imposible nadar o flotar mucho tiempo en esa masa espesa como arenas movedizas. Al principio, las dos patalearon en la crema para llegar al borde del recipiente pero era inutil, solo conseguian chapotear en el mismo lugar y hundirse. Sintieron que cada vez era mas dificil salir a la superficie a respirar.

Una de ellas dijo en voz alta:

No puedo mas. Es imposible salir de aqui, esta materia no es para nadar. Ya que voy a morir, no veo para que prolongar este dolor. No entiendo que sentido tiene morir agotada por un esfuerzo esteril.

Y dicho esto, dejo de patalear y se hundio con rapidez siendo literalmente tragada por el espeso liquido blanco.

La otra rana, mas persistente o quizas mas tozuda, se dijo:

No hay caso! Nada se puede hacer para avanzar en esta cosa. Sin embargo ya que la muerte me llega, prefiero luchar hasta mi ultimo aliento. No quisiera morir un segundo antes de que llegue mi hora.

Y siguio pataleando y chapoteando siempre en el mismo lugar, sin avanzar un centimetro. Horas y horas!

Y de pronto... de tanto patalear y agitar, agitar y patalear... La crema, se transformo en manteca.

La rana sorprendida dio un salto y patinando llego hasta el borde del pote. Desde alli, solo le quedaba ir croando alegremente de regreso a casa.

<bgsound src="furelise.mp3" loop="infinite">